23 de marzo de 2008

Si

Si te alejas con esa levedad
de las bellas cosas simples
como luz de cielo otoñal
palpitando entre gotas y sombras.

Si te alejas sin volver jamás
sin arco iris detrás de la lluvia
sin vapor de humo buscando el sol
palabras cautivas de ruegos
entonces comprenderé
¡cuánto me amabas!

Pero si sigues cercano al acecho
espiando mis pasos
dibujando mí sombra
soplando en suspiros
husmeando a hurtadillas
entonces inventaré en silencio
un remolino de mudez
una huída eterna
para callar mi boca.
para acallar la tuya
y te odiaré.

El amor para este corazón
ha de ser siempre
evidencias hermosas
un volcán vivo quemante cercano
o hielo muerto petrificado lejos.

4 comentarios:

Luis Amador dijo...

Saludos.

Espero podamos conocer más nuestros trabajos literarios, yo he escrito mucho y me imagino que usted también. Este será mi blog donde iré subiendo textos, poemas, prosa y cuentos...

Soy Amador. (Andrés)

Beatriz Lehmann dijo...

mejor... que no se aleje
¿puede ser?

Abrazos!!

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Hola Andrés:
Que bueno que ya tengas tu blog, ahora podremos visitarte y conocer más de ti.
Aunque ya leí todo tu libro, no te había dejado mis saludos por tu estilo tan diferente.

Un abrazo, espero verte pronto entre los amigos de vierne salados.
Sylvia

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Claro amiga, mejor, pero si se ha de alejar que se aleje y no que esté como esa canción, porque estás que te vas, que te vas y te vas y aún no te has ido je je je o muerte súbita o agonía eterna.

Abrazos, amiga, estaba enfermita ay ay ay, ya mejoré