30 de marzo de 2008

Equilibrista ciego


















Él baila feliz
no sabe que bajo sus pies
alguien le ha robado
la música de fondo.

Sylvia Rojas Pastene

2 comentarios:

Juan Carlos Araya A dijo...

Silvia
Pensaba cuantas veces nos ha sucedido esto, somos felices mientras más ignorantes somos, por eso envidio a los mas pequeños, la adultez necesariamente nos hace perder esa felicidad
Saludos
J Carlos

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Hola colega.
Recién vi su mensaje y el anterior comentario.
Por una parte tienes razón, los niños van ignorando muchas cosas y son felices en su ingenuidad, pero nosotros no debemos, la ignorancia es como la oscuridad, nos hace perder el rumbo.
Un abrazo amigo y gracias por pasar