5 de julio de 2006

Desconozco el trato...entonces no hay pacto

Te quise en cobardía
y amé en desencantos
pero nadie me diga
que serle fiel
¡fuera un trato!
ahora va en rincones
ahogando el llanto
¡anda, bebe, asume!
rompe el pacto!
que jamás dije
que ser fiel fuera un trato.
revisa tus alas
calcula tus llantos
ya es hora de un paso
muerde la vergüenza
extermina el pacto
que nadie te dijo
que por mí
¡no hay trato!


Te quise en cobardía,
y amé en desencantos,
pero ya es engaño
porfía y pasado…
Se lee cruel…
pero es digno en tanto,
te lo digo enfrente,
¡hoy rompo tu pacto!
podría mentir y continuar el acto
Es mejor salir así, pues yo...
yo nunca lo dije,
que ser fiel, fuera un trato


Te amé en los deseos
y los días amargos
en las alegrías
y todos los enfados
te amé en la cordura
de los días claros
si de mí conservas claridad,
podrás ver,
que no quiero llantos
guarda, mientras sufres
y rompes el pacto
esa dignidad...
que no trae el llanto,
más sabe…
¡que yo no hice el trato!
y que sernos fiel,
nunca fue un pacto

Mientras vas sanando…
puedes aprender...
¡Nadie es de nadie!
y nada puede retener,
lo que no ata un trato...
¡jamás fue un pacto!

2 de julio de 2006

¡Regresa pionero!

Al pionero que regresa..

Desde que tus pasos ya no pisan la ciudad, la nieve se ha detenido en la esquina del glaciar.Y las calles han tomado por costumbre quedarse silentes. Aquellos cerros cargados de nubes se despueblan de gotas y los puentes que te vieron pasar están sostenidos inertes en una ladera, amurrados desde que no te divisan.

Alguien me ha dicho que nadie abre la ventana de tu casa y que los gatos prefieren dormir sobre la chimenea, esperando el fuego que jamás encenderán tus manos. Que la puerta se abre a medianoche, como invitando a vivir dentro, pero amanece cerrada y dispuesta a seguir siendo tu hogar.

El furioso viento del sur era tu amigo y las tardes de arreboles tu gran sombrero. Ahora intenta silbar por sobre los cielos de tu casa e inventarte un temporal recio, quisiera llevar por el cielo, la voz de tus tristezas y alegrías sembradas cada dia de trueno."

Ahora quiere cubrir la tarde, aquel leño de tu patio abandonado, las flores de hielo muerden, y la traviesa escarcha intenta dibujar imágenes en los cristales, pero en vano, no logra recordar con nitidez… entonces se quiebra en mil espejos. Debiste dejar una copia de tu rostro, en algún espacio, para adormecer los espíritus vivientes

Aún el aroma de tu vida, deambula por las cornisas y el recuerdo de tardes y familia, no pretende irse, hasta que los nuevos habitantes lleguen con nuevas risas y atardeceres de esperanzas

Los ventisqueros han cerrado la ruta y el mugir de manadas, se escuchan desde tu granero, dicen que una noche, vieron pasar al arriero con culpas añejas y descansar en tu alero.

En las noches, cuando el viento silba, intenta por el nudo de madera, atrapar un recuerdo y cantarlo a los barcos encallados en arenas resbaladizas.

Y esa madera cálida que atrapó los sueños en tus manos de artista, la que nunca se resistió a tu gubia y a tus podas, espera durmiendo en tu taller de Dios creador. Pero secándose tu savia... te dejó partir.

También me han dicho, que hay miles de aves haciendo nidos en tu arboleda cercana, no se han querido marchar a tierras tibias y entre las lengas los copos de nieve maduran de hielo y gresca con la tierra blanda y como pétalo de flor de nieve se enclavan las tardes de tu no existencia en esos lares de tu vida pasada.

Todos los suspiros nevados que regaste en esa tierra, quieren deshojar los navíos nocturnos y la resaca pesada de témpano, intenta subir cerca para besar tu entrada…pero hay algo impidiéndolo, debe ser ese extraño hálito de tu corazón doblegado, por las injusticias no reparadas, que no le dejan marchar…perdona... y así estarás completo en la nueva tierra que pisas

Todo se está yendo de tu casa, tras tu partida, los fantasmas de pioneros te absuelven al terminar está noche…extraño... ninguno te condenó, por no quedarte.

Supieron…o una boca de frio les contó, que el amor te llevaba lejos, atrapado en sueños, la envidia, casi los sorprende, pero una voz de mujer de lago, les calma y rompe la palabra diciendo…cada mil años le está permitido a un hombre irse de estas tierras…siempre que la voz que le lleva… se llame.. ¡Amor!

¡No me toques, no me toques!

¡No me toques, no me toques!
tengo alas de mariposa
leves, translúcidas y coloridas de arco iris
el polvo de color que gané entre flores y besos
robarás al roce de tus dedos
alas débiles…
como rayo de mañana nueva
como hoja de tarde fresca
beso de rocío del alba
y mi brillo…
de luminosa estrella herida
por destellos de amor.
Pero mi vuelo…mi vuelo
alto de cimas lejanas
de mieles dulces
que remontaré pronto
siempre que tus dedos no me toquen…

Tu Zurda





¡Yo soy tu Zurda!

la que te llena el corazón de utopías

tú eres mi diestra que hace latir el verso

soy quién resbalo sobre tus carnes

y en un suspiro de hogueras

te enciendo todas las fraguas

Yo soy tu Zurda la que dará todas las batallas

para que un día la diestra y la siniestra se unan

y en un diástole y un sístole

la boca de fuego carmesí

nos bese largamente el verso y la utopía…