1 de diciembre de 2007

Calabozos y dragones


Detrás de la luz
hay un haz de sombra,
tiene boca de dragón
y profundos ojos de fuego.


Una cortina de voces
de hipócritas palabras
me dicen
¡él es el cobarde!
pero me iluminó

y fue clemente…
cuando tú tenías
la voz empeñada
en calabozos
al norte del continente.

1 comentario:

Carolonline dijo...

veo en esto que el dragón solo se hace bestia cuando es herido.. cariños.