1 de enero de 2008

Calendario









Le costó despegar su frente adosada al vidrio, el calor la humedecía como medusa.
Ya la habían sacado dos veces del restaurante. La primera le pareció raro, que todos estuvieran resfriados.
La segunda pensó, tanta gente asustada, debe ser caro comer aquí... pero no hay una sola mesa libre y se dejó llevar fuera.
Lo intentaría de nuevo, quería dejarles un calendario.
Estaba a punto de poner un pie en la puerta, cuando una sirena la ensordeció. Debe ser la ambulancia se dijo, a buscar a tanto ser enfermo y asustado.



Sylvia Rojas Pastene

4 comentarios:

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Me gustó su cuento

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Gracias...
¿De verdad vive en Yam?
Tanto ruído de fuegos, ¿servirá para dar a luz un nuevo año?

"Veo poetas y más poetas cogiendo
estrellas cogiéndolas en sus manos anudadas para un amanecer posible."

Feliz idea de nuevo año

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Anónimo dijo...

Good, very good.
K.R.