15 de agosto de 2008

Hoja en blanco




















Aquí estoy frente a esta hoja blanca en blanco
blanca de arriba abajo
blanca, blanca, blanca de costado a costado
no quería mancharla con palabrerías
esperando que la noche de alguna manera me dejara pensar en algo
y nada, lleva cuatro horas en blanco inmaculado
y la miro, la miro, la miro
y ese algo, algo, algo, no asoma
pero no me apuro, no me acelero
algo, algo, algo vendrá
no es cotidiano que nada venga
pero me he dedicado a observar mi hoja
que de seguro es más mía cuando está en blanco, blanco, blanco
a la espera de algo, algo, algo
como el paciente pescador esperando que algo pique, pique, pique
es tarde, tarde, tarde y nada, nada, nada aparece
quizás las palabras me huyen como manadas de la lluvia
porque ha llovido incesantemente todo el día
y el viento no se ha quedado atrás de tanto invierno sostenido
estas últimas lluvias de agosto me han dejado atrapada con mi hoja blanca
desierta de voces y palabras
y no puedo irme esta noche abandonando el cuerpo sobre mi cama
sin antes haber depositado alguna palabra en mi extraña hoja blanca
tan blanca, superlativamente blanca
blanca y vacía como el corazón de la noche
sin luz, sin creación, sin prisma, sin palabras.
Quizás no tengo blanco que apuntar en mi hoja blanca
o quizás yo sea el blanco de mi blanca hoja en blanco.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me gustó, gustó, gustó...
tic tic tic
toc toc toc
quién toca la puerta de la poeta?
ved quien es... es es...
el muso moscardón lanza en mano
para que esa maldita maldita maldita
página olvide su blancura nívea alba de la nada absoluta, absoluta, absoluta...
Siga, siga, siga poeta... que este humilde lector se regocija.
atte suyo
Cala mares

Anónimo dijo...

¡toc toc toc!
¿quién toca la puerta de la poeta?
La musa Ramona Zumbona
que quiere felicitarla por este poema tan tan... tan... poema.

Hasta la vista ,baby

Kato Ramone: Los Rincones Oscuros dijo...

Aunque un poco más serio (quizás) quiero sumarme a los comentarios que aplauden este poema. Digo un poco más serio, no porque no me gustara la forma de los anteriores comentarios (de hecho, me gustaron; y si no hubiese sido así, cada quien tiene el justo, legítimo derecho de escribir como quiera), sino porque deseo detenerme (sólo un ratito: para después dar paso al mero goce estético y luego al merísimo goce espiritual) en una perspectiva acaso más analítica: hay recursos que se usan, abusan, mal usan, no usan, en fin, las combinaciones de la lista pueden admitir más variaciones, el caso es que hay recursos que da gusto ver bien facturados. Hay oficio de verdad cuando se usan los recursos.
Me gusta esta Poeta, esta gran Poeta, porque no teme usar los recursos que existen, se arriesga, los usa maravillosamente bien. El poema pide a veces cierta estructuración de la voz, y no siempre uno logra "dar con", entender lo que el poema está pidiendo para decirse. Pero no es acá el caso: el caso acá es sencillamente (y con todo lo complejo que ello benditamente tiene en este lado del ciberespacio)estupendo. Sí, puede ser que este sea un comentario "impresionista", a la manera de la antigua escuela de las reseñas y críticas —subjetivo entonces, sí, sí, pues trato de ser todo lo objetivo que lo subjetivo permite...Pero objetivamente es un muy buen POEMA: eso que uno podría decir: UN POEMAZO!!!!!— Okay, pero esto no es ni reseña ni crítica, es el comentario en el blog de una amiga, sobre el poema de una amiga, y lo que me mueve es comentar, sólo comentar lo que me pasa al leerla en su "Hoja en Blanco"; pero, por muy amiga que sea, si el poema no me gustara, no me demasiado gustara como demasiado me gusta, no lo estaría comentando de la manera en que lo hago. Y sí, Shivy, qué buen poema, pero qué buen poema. Ya es hora de que no se deje de escribir, en relación a esta Poeta, la palabra Poeta así mismito: con mayúscula.
KR

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Gracias, gracias, gracias...los quiero mucho, mucho, mucho.

Ecolecuá