5 de julio de 2008

Entre dedos



















Pensando, cierro los ojos y hundo el rostro entre mis manos
más de alguno podría decir que es cobardía
pero no hay mayor reposo en mi palma completa
sujetando férreamente mundos de esperanzas
o sombras de injusticias asiladas en mi frente
y cuando he vuelto en si después del viaje y sopor
veo que ha pasado la vida entre mis dedos.
Luego elevo los ojos, cubriendo la boca con mis manos
buscando en alguna tabla de cielo
una imagen que dejé colgada sobre memorias de nudos y años
que no he permitido ver
porque las he alquilado en otras manos.
Rodeo la barbilla y mis dedos rozan la sien
ojos cerrados y boca muda se rinden a la vida que espera.
Y el lento girar de la rueda, apresura mis días esperanzados
entre manos, dedos y vida siento, que no tengo alegrías colectivas
muchos sonríen con diplomas de días sábados.
En cambio yo voy fatigada de las mismas personas
de las misma sonrisas y las esquinas de espera.
Todo el mundo esta anidado en mis manos
y no puedo, por más que aprisione en mi palma los sueños
lograr evidenciar alguno.
Quisiera si se puede, esperar que sean otros quienes luchen
y seguir leyendo a quienes combaten, mientras yo pienso entre dedos.
Quizás suena fácil, pero no tengo otras manos donde apoyar mis derrotas.

4 comentarios:

Kato Ramone: Los Rincones Oscuros dijo...

De un comentario a un comentario suyo en el blog de Ramona; lo pego acá:
Qué linda palabra esa: saudades... La "Saudade" es una palabra con una carga significante en sí misma muy grande, que no tenemos en español. Claro, le podemos buscar sentido y hasta traducirla,aproximarnos pero no llegar, porque lo que lleva dentro suyo y dentro de quien la pronuncia en portugués (e idealmente quien piensa en portugués) debe ser algo muy hacia adentro, donde "en el fondo de toda lejanía se alza tu casa" (Hermann Broch dixit). Bonito regalo, esa palabra. Me recuerda a la Mistral, que tanto gustaba de la saudade. Saudade, un regalo llleno de significados y connotaciones para un Nocturno en que Darío se nos acerca, a través del regalo que esta vez hace Ramona, también cercano a la noción de saudade.
Un Abrazo Juerte
KRamone

profetabar dijo...

Tocaya, en muchas ocasiones no queda otra más que apretar los dientes y avanzar, mientras se cruza el río en pleno invierno. y al otro lado no hay nadie quien nos reciba y seque la ropa, o nos de un rico café, aunque estemos roeados de personas, aunque se tenga pareja, y aunque seamos aclanados, la realidad es que estamos solos. Espero que todo sea solamente su hablante lírico.

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Saudade...suena inevitablemente hermoso y se siente profundamente.

Mis abrazos para los Ramones queridos

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Estimada tocaya, es muy cierto lo que dice, acompañados eternamente solos.

A veces el hablante lirico, se nos cuela robando realidades.

Un abrazo, otro para Sr. Guaf, guaf, guaf.