20 de mayo de 2008

Infiernos ajenos













Hay tantos y profundos infiernos

arden fuerte como paja de enero

crepitan, pero no consumen.

Sollozan, pero no son duelos

gimen agonías terribles

llantos con trozos de corazón

abortando consuelos.

Agonizan en cualquier hombro

vomitan dolor en falsos cielos.

Infiernos locales, llagas sin hielo

lamentos pidiendo entierro.

Cuando visito otros infiernos

ya no veo arder mi eterno fuego.

2 comentarios:

Luis Amador dijo...

Te dejo mis saludos, me gusta cuando escribes así...

cuídate mucho

...

espero veros el viernes

Amador.

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Hola Amador:
Gracias por tu aliento.
Nos vemos mañana, pero iré primero a sector fumadores en el Rico Rico je je je
Un fuerte abrazo estimado amigo.