6 de marzo de 2009

Sin pretensiones

"A mi madre que le ha sacado la lengua a la muerte por instantes"
Esta noche no pretendo hacer poesía
ni acomodar verso
ni calar palabras
sólo permitirme ser feliz
y estar cerca del beso de mi madre
de sus brazos anclados en la vida
en la vida ésta tan corta y tan extensa
en sus pliegues de madre incomprendida
en tantas palabras que quise darle
y dejé reposadas en muebles
en citas de esquina
o en cafés aletargados de noche.
Si viera su rostro por la vida
y tuviera una sola visión de sus ojos
y contara sus pasos de madrugada
dejando que el estruendo de la vida
calzara en mi corazón principiante
entonces sabría
que no alcanzan los versos para decir
que comprendo
que la vida fue así y que nada me debes
que nada fue sin porqués
y que bajo el manto de vida apresurada
siempre hay una sombra
un instante para reencontrarnos.
Aunque pasen los años
y carguemos del tiempo
las esporas que duermen los besos
y alejan los abrazos
siempre habrá un dulce instante
para pagar a cada cual sus monedas
y volver a besar nuestra sangre.

8 comentarios:

Catalina dijo...

Mi amiga poeta,
"...entonces sabría
que no me alcanzan los versos para decir
que te comprendo
que la vida fue así y que nada me debes
que nada fue sin porqués
y que bajo el manto de vida apresurada
siempre hay una sombra
un instante para reencontrarnos."

Sólo esto, sin pretensión, es todo lo que se necesita decir en toda una vida.

mil abraços y de regalo una canción de una madre a sus hijos

http://www.goear.com/listen.php?v=09b36e1

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Gracias estimada amiga, no hay más que decir doble gracias por el tema tan hermoso.
Mis abrazos y todo mi afecto.

Djuna dijo...

…”llenando el silencio con las vidas inmóviles de otros”…

Soledad Puértolas (la hija predilecta)

Me encantó este poema… Saludos!

ALBERTO NAVERO dijo...

Mi querida amiga, bien sabe cuanto me alegro por su alegría.
Un abrazo para ud y familia
Nvro

sergio astorga dijo...

Sylvia, dices bien "siempre habrá un dulce instante" ahora lo he tenido.
Un abrazo que ruede como centavo.
Sergio Astorga

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Gracias Djuna por los versos de ese poema. Busqué más sobre Soledad Puértolas no la conocia.
Un abrazo

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Estimado amigo-hermano, uno sabe cuando la alegría se extiende desde un corazón a otro. Estoy feliz de peinarla y besarla. Mi madre aquella extraña cuenca donde bebí la vida.
Abrazos cariñosos.

Sylvia Rojas Pastene dijo...

¡Qué bien Sergio! que vuelvas a esos dulces instantes sobre el regazo amado.
Mis abrazos para ti.