5 de febrero de 2009

Los imposibles

















Los imposibles son imposibles
necesitan los imposibles para vivir
tienden sobre sí mismos redes
los imposibles nunca olvidan
los imposibles muerden
se ahogan en una esquina cualquiera
los imposibles tartamudean sobre la cuerda floja.


Los imposibles usan bastones de fuego
se visten de negro
llevan las manos en los bolsillos en pleno verano
los imposibles babean su rabia
caminan de espalda con el fusil cargado
mienten a los mentirosos
y quieren que se mienta por ellos.

Los imposibles buscan a tientas
en lugares más oscuros
los imposbles hacen fila detrás de todos
aspiran novedades
insisten excavando tumbas ajenas
y no encuentran porque les parece imposible
encender teas sobre olas.

Los imposibles se cortan una oreja
se retiran de la vida por el mar
se ahogan en alcohol
mastican ruedas blancas de muerte
muerden serpientes de hiel
cualquier cosa
antes de dejar parir sus imposibles.


Imagen " Encuentro de M.C.Escher"

5 comentarios:

Djuna dijo...

Creo que hay un ejercito enorme de imposibles dentro del sistema óseo.

Saludos.

sergio astorga dijo...

Sylvia, imágenes que definen, atrapan, cuestionan gritan y definen.
Los imposibles son esos cotidianos y urgentes gritos de libertad individual.
No puedo dejar de mencionarn Los Amorosos de Jaime Sabines, poéta de Chiapas, México. Si no lo conoces vas a encontras consonancias y vas a gustar y hermanarte con su voz
Un abrazo imposible.
Sergio Astorga

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Saludos Djuna ...pero no entendí. ¿Tendré osteoporosis ? ja ja ja
Abrazos.

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Estimado Sergio, después que lo envié, me azotó esa duda y se lo conté a un amigo, vino lo leyó y me dijo cierto, tiene esa sonoridad del poema de Sabines.

"Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida.
Y se van llorando, llorando
la hermosa vida."

Mis saludos para ti y tu sintonizado oído.

ALBERTO NAVERO dijo...

Pero qué es un imposible?
Algo que no se pude alcanzar me dirán.
Es posible, hay muchas cosas imposibles que no se pueden alcanzar porque no tenemos el plumaje necesario, como para volar, por ejemplo. Tal vez no tenemos la lucidez de describir el imposible paisaje que pasa por nuestra mente, pero para eso está el verso: un verso imposible, un plumaje imposible que son absolutamente necesarios.
Saludos poeta