26 de agosto de 2007

Demonios
















No sé como escapar
cuando me acorralan los tigres de la desesperación
nunca dan señales, llegan cuando no los espero,
cuando menos pienso en la angustia
cuando creo estar en equilibrio, acechan
no sé definirlos, sólo sé, que aquí están,
cerca del nudo donde el aire colma mis pulmones
terminan por derribarme sin piedad.

La próxima vez, dejaré el fusil cargado
y los atravesaré de palabras
dejaré que fluya la sangre
y bajo mis pies pisaré todas sus culpas



Sylvia Rojas P.

1 comentario:

Carolonline dijo...

!Que delicia leerte, que hasta me da envidia!! Sòlo se que copiarçe algunos de tus textos para hacerlos míos en lo medular de mis sentimientos, Carola.